NUESTRA HISTORIA

NUESTRA HISTORIA

Hotelería Auténtica

Diseñado para inspirar, Atix Hotel representa la nueva cara de la hotelería en Bolivia. Atix, el que puede lograrlo en Quechua, busca compartir la riqueza cultural de Bolivia con el resto del mundo.

La fachada del hotel se encuentra cubierta con maderas nativas bolivianas y piedra Comanche, la cual fue utilizada para pavimentar las calles de la ciudad de La Paz durante la décadas de 1920 y 1930. La piedra proviene del pueblo de Comanche, ubicado a 70 kilómetros de la ciudad, donde la única cantera en el mundo comparte espacio con la famosa Puya Raimondii, una milenaria bromelia que florece cada 100 años.

El diseño del hotel es resultado de la colaboración de los estudios Narofsky Arquitectura y Ways2Design de Nueva York. La enigmática estructura de Atix tiene forma de paralelograma y es definida por sus grandes ventanales los cuales sumergen a los huéspedes en el valle Andino a su alrededor.

En Atix nuestros huéspedes podrán apreciar arte boliviano de primer nivel, probar cocina local y experimentar historias dignas de contar. Diseñado para ser una galería de arte en vivo, Atix expone fotografía y arte en sus pasillos, habitaciones y áreas comunes del destacado artista boliviano Gastón Ugalde, también conocido como el “Andy Warhol Andino”. El restaurant en sitio celebra lo mejor de las tradiciones gastronómicas bolivianas. El bar en el último piso sirve finos cócteles, junto a una piscina infinita y vistas incomparables de la ciudad.

Situado en la Zona Sur, Atix Hotel se ubica en el exclusivo y vibrante barrio de Calacoto, a 20 minutos del centro de La Paz y 40 minutos del Aeropuerto Internacional de El Alto.

NUESTRA HISTORIA